mantenimiento de piscinas

Mantenimiento de piscinas

El mantenimiento de mi piscina consiste en una serie de trabajos a realizar para el posible desarrollo normal del funcionamiento de la depuradora y todos los accesorios y aparatos relacionados con nuestra piscina.
Para poder hacer un buen mantenimiento en nuestra piscina, es imprescindible tener todos los equipos funcionando de manera óptima, para así aprovechar al máximo el rendimiento de nuestra depuradora, además de mantener el cloro y el ph en sus parámetros correctos, estos dos pasos harán que el agua de nuestra piscina permanezca limpia y cristalina como el primer día.
1- Mantenimiento de piscinas: funcionamiento básico de la depuradora.
La depuradora es un sistema de retención de suciedad e impurezas que hay en el agua de nuestra piscina, consta de:
~Bomba o motor: es el corazón de nuestra depuradora, es el encargado del movimiento del agua a través de todo el sistema, tiene una parte llamada “prefiltro”, aquí es donde se retienen las impurezas de gran tamaño (hojas, piedras, etc…), operación fundamental para el mantenimiento de piscinas.
~Filtro de arena: puede ser de diferentes formas y tamaños y fabricado de diferentes materiales, normalmente cilíndrico, es un aparato que contiene una cantidad específica de arena, que es donde se retendrá hasta la más mínima de las impurezas  de nuestra piscina, cuando se colmata, se satura, se llena de suciedad, se hace un “lavado de arenas”, que ya veremos en siguientes artículos.
~Tubos y válvulas: fabricados en PVC de presión, los tubos son los conductos por donde fluye el agua y las válvulas son las llaves para dirigir ese flujo de agua por donde más nos interese, en función de la operación a realizar.
~Cuadro eléctrico: es el encargado de dar corriente a la bomba, es donde se realiza la puesta en marcha del motor y demás aparatos eléctricos.
Una vez vistas las partes veremos su funcionamiento, que consiste en tomar agua del vaso de la piscina por los skimmers, toma de fondo y/o toma de limpiafondos, según proceda y en función de que válvulas tengamos abiertas, (ya que cada uno de estos tres tubos tiene la suya), haciéndolo pasar primero por el prefiltro de la bomba para retener la suciedad más grande, y a continuación hacer pasar el agua por el filtro de arena para terminar de retener el resto de las impurezas, devolviendo el agua a la piscina limpia a través de las impulsiones (chorros de salida de agua a la piscina).

mantenimiento piscinas | depuradora

2- Mantenimiento de piscinas: medición y control de cloro y Ph.
Igual de importante para el mantenimiento de piscinas es controlar el cloro y el ph, usando aparatos de medición fiables ya sea mediante reactivos o mediante aparatos electrónicos. Para la medición con reactivos es necesario coger una muestra de agua y añadirle unas gotas (en este caso otolidina para el cloro y phenol red para el ph), o unas pastillitas (DPD1,DPD3,DPD4), y en función del color que se vuelva el agua de la muestra (escala colorimetrica) sabremos cual es la cantidad de cloro y de Ph en nuestra piscina. El nivel de cloro debe de estar entre 0,6-1.0, y el Ph entre 7,4-7,8, si alguno de estos niveles no es correcto habrá que ajustarlos a la mayor brevedad, pues corremos el riesgo de perder calidad en el agua, además de favorecer la turbidez y el crecimiento de algas.  Estas mediciones es aconsejable hacerlas 3 veces al día (mañana, mediodía y tarde), y las correcciones de cloro y Ph hacerlas muy poco a poco, cuantos más productos químicos echemos al agua de golpe peor será el resultado en nuestra piscina, es preferible quedarse corto y tener que echar más producto, que no pasarse.

mantenimiento piscinas | productos quimicos

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *